¿Quieres lucir un vestido de un color precioso y ahora no sabes cómo combinarlo?

En primer lugar debes saber que no hay ninguna combinación prohibida, la cuestión es saber qué efecto consiguen esos dos o tres colores juntos y si se verán bien en el contexto en el que van a ser utilizados.

Una regla que tienes que conocer es que hay colores que combinan en parejas, y que juntos, los dos colores destacan más y se vean más intensos. Es el caso de los colores complementarios. Estos colores complementarios los verás juntos tanto en moda como en decoración porque siempre quedan bien emparejados.

Colores complementarios = colores que combinan
Amarillo-Violeta
Azul-Naranja
Rojo-Verde

Usando estos colores en parejas ambos destacan y se realzan el uno al otro, pero si queremos que el conjunto no quede muy llamativo deberás aplicar el color complementario solo en pequeños detalles. Por ejemplo, está muy de moda llevar un vestido rojo con unos pendientes verdes.

Ahora, vamos a ver cómo combinar un vestido según su color, por ejemplo para ir a una boda:

Cómo combinar un vestido azul

Con un vestido azul, la tendencia actual es utilizar unos zapatos y una cartera de mano en tonos o plateado o dorado. Esto da un aire más sofisticado a conjunto. Pero si lo que quieres es destacar solo el vestido puedes descartar el uso de la cartera . Si utilizas el color complementario (naranja), vas a conseguir una imagen atrevida y original.
Si el vestido es azul muy oscuro es recomendable que no uses el negro en zapatos y complementos. Por regla general, dos tonos tan oscuros se empobrecen el uno al otro. Un azul muy oscuro quedará muy bien con un color claro que contraste como el amarillo. Si el vestido es azul medio, unos complementos en negro van bien, pero si el vestido es en azul claro o pastel, un calzado y complementos en negro le van a restar frescura. Por el contrario, unos complementos en blanco le van a dar un aire más primaveral o veraniego.
Otra combinación clásica es azul con rojo, si el vestido es azul marino, el rojo le va a dar un toque muy femenino y sexy.

Cómo combinar un vestido rojo

Como hemos visto antes, el color complementario del rojo es el verde, pero para una boda, no abusaría mucho de esta combinación ya que es muy llamativa. Tal vez sólo el detalle de unos pendientes , o un anillo verdes nos puede dar un toque muy distintivo y vanguardista.
Un vestido de color rojo destaca por sí solo y no necesita muchos complementos, por lo que si lo que queremos es que destaque el vestido, en los zapatos podemos usar el color crema. También le quedaría muy bien un calzado color plata. Los tonos grises en los complementos como el chal, estola o chaqueta, ayudan a neutralizar la fuerza del rojo, digamos que suavizan el conjunto y quedan muy elegante.
Una combinación clásica es el rojo y el negro, el negro en pequeños detalles está bien, pero pasa como con el verde, la combinación es muy fuerte, los dos colores compiten entre sí y si el vestido es de por sí bonito y llamativo es mejor no sobrecargarlo con negro. Como hemos dicho antes, no es que no peguen, todo es según el efecto que queramos conseguir.

Cómo combinar un vestido amarillo

El amarillo no es un color tan difícil de combinar si es para vestir de diario. Cualquier color vivo como rosa, morado, azul le pueden ir bien y darnos un aspecto alegre y desenfadado. También queda bonito combinado con el marrón para un look más discreto. Un vestido amarillo luce protagonista, pero también nos valdrían unos zapatos dorados especialmente si el vestido tiene una tela brillante, acompañado con unas joyas en dorado.
Otra combinación clásica y que siempre funciona es amarillo con negro, este color es ideal si vas a llevar alguna chaqueta.
Estamos viendo una tendencia a llevar el amarillo con zapatos y complementos en plata. Como siempre decimos, nada está prohibido, hay que probar y ver si el conjunto te gusta.

Combinar un vestido negro

El negro queda bien con cualquier color que no se le parezca, por ejemplo, no lo juntaremos nunca con un azul noche o con un marrón muy oscuro. Si le quieres dar un aire menos oscuro al look, un zapato y cartera beige, le darán un estilo refinado. Si por el contrario quieres darle un toque más de fiesta, puedes usar un calzado plata u oro acompañado de una cartera joya en el mismo metal que el calzado.
Si eres innovadora y sexy unos zapatos rojos combinado con un labial rojo y cartera negra, te dará un look diferente.

Combinar un vestido blanco

Está de tendencia llevar un vestido blanco con un calzado negro y cartera negra. El negro y el blanco siempre son una buena combinación y si además llevas una chaqueta negra combinaría muy bien
Al blanco le puedes añadir cualquier otro color, hasta combinar un máximo de tres colores en total. Es decir, llevar más de tres colores en el mismo look quedará excesivo.

Por último, insistimos en una regla general a la hora de combinar los colores, y es que se deben combinar en un mismo look un máximo de tres colores.
Ir toda vestida de un solo color es apropiado si el vestido es ya es vistoso y ornamentado, si el vestido es muy sencillo, deberás meterle algún complemento interesante por ejemplo un collar llamativo. Usando dos colores irás siempre bien, y usando tres colores bien combinados puedes conseguir un estilo interesante, pero si utilizas más de tres colores en el mismo look vas a quedar demasiado recargada. Recuerda, menos es más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *